el DIVÁN de la PELUQUERA

Un lugar encantado que recuerda una peluquería algo surreal, donde el tiempo se detiene.

Una atmosfera  que lleva al público a contactar con sus propias ideas e ideales de belleza y a cuestionar la imposición de unas reglas estéticas, que muy a menudo se presentan como verdades absolutas e intocables.

Una invitación a una nueva mirada sobre uno/a  mismo/a y sobre  los demás.

¿Es posible, aunque sea por unos instantes, mirarse al espejo con aprobación y de una manera amorosa? 

Un lugar encantado que recuerda una peluquería algo surreal, donde el tiempo se detiene.

Una atmosfera  que lleva al público a contactar con sus propias ideas e ideales de belleza y a cuestionar la imposición de unas reglas estéticas, que muy a menudo se presentan como verdades absolutas e intocables.

Una invitación a una nueva mirada sobre uno/a  mismo/a y sobre  los demás.

¿Es posible, aunque sea por unos instantes, mirarse al espejo con aprobación y de una manera amorosa? 

El Diván es una instalación interactiva con 13 estaciones en dos modalidades, dentro y fuera, sobre las que puede haber muchas miradas.

El público sale de su lugar de mero espectador al estar invitado a participar en 3 de las estaciones. El espectador que se atreve a entrar, puede crear su propio recogido y experiencia al explorar los diferentes espacios propuestos. Tiene la libertad de decidir su nivel de implicación y participación en la instalación.

En esta “human site specific performance” peluqueras, peluqueros o artistas locales participan como performers.

Suscríbete a Nuestro Newsletter

Únete a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias.

¡Ya estás suscrito!